Categorías
Especiales PUBLICACIONES

Películas para la cuarentena

Especial Inauguración

¡Arrancamos! Como bien sabéis a muchas personas les está afectando esto del confinamiento. Por eso la creación de esta web, porque también se nos está yendo de las manos, pero, lo bueno, es que nos estamos dejando llevar por la locura de la ficción empapándonos de buenas dosis de terror.

En esta inauguración de Terror en el 21 he querido contar con el apoyo y unir fuerzas con unos buenos compañeros, y amigos, de profesión (Ignacio L. Vacas y Alberto F. Peláez) y recomendaros algunas películas para sobrellevar estos tiempos apocalípticos de insana incertidumbre.

  1. The Sonata – La música del mal (Ignacio L. Vacas)

En primer lugar, y antes de nada, quería agradecer al impulsor de este nuevo lugar, donde poder degustar algo de cine de terror en el universo web, por la invitación y la confianza depositada para colaborar en una entrada tan importante como lo es la inauguración del site. Seguidamente y tras haber recibido las indicaciones en las cuales debo recomendar al lector un film para pasar estos trágicos días de cuarentena, no seré tan manido como para introducir con una cinta distópica, apocalíptica o pandémica.  

Una joven violinista destapa el oscuro pasado de su padre desaparecido, despertando en el proceso fuerzas sobrenaturales que sobrepasan su imaginación. 

The Sonata es uno de esos títulos que llamaron mi atención en un primer momento por su relación con la música y en segunda instancia por un cast que se me antojaba bastante cuidadoso e interesante. 

Simon Abkarian, James Faulkner y Rutger Hauer, aunque este último como gancho cuasi testimonial, complementaban la presencia del joven talento Freya Tingley. Pero en definitiva y tras su visionado, la película del cineasta Andrew Desmond es recomendable porque efectivamente, se produce ese híbrido tan atrayente entre cine de terror gótico con música clásica y una trama conspiranoica que recuerda (salvando las distancias de producción) a La Novena puerta, cambiando el mundo literario por el musical. El entorno donde se lleva a cabo la acción es además bastante idóneo, pasando de lugares estilizados y lujosos a una intrigante mansión que reúne todos los tópicos del cuento de terror elegante y que se alimenta de la inventiva de la Hammer y ese cine de género europeo.  

Ante todos estos elementos, considero The Sonata un trabajo muy disfrutable para el que quiera escapar a una historia de fantasmas que, si bien no agrega nada nuevo al trillado y convencional subgénero de casas encantadas, lo lleva a cabo de forma excepcional. 

2. I spit on your grave (2010) – Torture vengativo (Víctor Paniagua)

¿Estos días de cuarentena te resultan una tortura? Pues prepárate.

Comenzamos con una joven escritora interpretada por Sarah Butler que se va a pasar un tiempo a una casa solitaria en medio del bosque (1º ingrediente para acabar MAL), puede parecer un tópico y lo es. Continuamos con un grupo de hombres muy rednecks que se interesan por la chica de la gran ciudad (2º ingrediente para acabar PEOR), ¿otro tópico? Afirmativo.

Seguimos, y cantan “línea”, cuando estos paletos de pueblo  deciden entrar en esa tentadora  casa para el home invasion y el slasher (3º ingrediente para acabar FATAL) y se les ocurre la magnífica idea de jugar con ella y con su cuerpo. ¿Podría acabar peor? Claro que sí. Estos machos alfa deciden violarla. Un momento muy incómodo que te hará plantearte la existencia del ser humano y retorcerte en el sofá o en la silla de tu escritorio mientras esperas con ansia la venganza y el momento en que estos individuos pierdan sus cabezas literalmente, pues estas escenas no se cortan un pelo y además se recrean lo suficiente, porque no hay prisa ninguna.

Han cantado “bingo”, esto no acaba aquí. La venganza es un plato que se sirve frío.

Aquí es cuando la película se desata totalmente y se libera de todos esos tópicos anteriores usándolos perfectamente, sorprendiéndote en todas y cada una de las muertes que vengan a continuación.  Los métodos de tortura de la Inquisición no son nada comparados con la magnífica imaginación que tiene esta muchacha. Si Torquemada levantara la cabeza…una de dos, o pensaba que tenía que contratarla o pensaría que él no era nadie comparado con este monstruo. Un monstruo fruto de la creación de estos pueblerinos.

Un film muy recomendable para los amantes de la venganza y de nuevos métodos de tortura y suplicio que no te dejará indiferente, pues te producirá emociones completamente contradictorias a lo largo de la historia. Aunque, para mi gusto, le falta sangre.

3. Hip Hop Locos – Rap, drogas, asesinatos y poca luz (Alberto F. Peláez)

Si algo bueno puedo decir de esta Hip Hop Locos es sin duda alguna que consiguió hacerme sentir muchas más sensaciones a lo largo su breve metraje que cualquier otra película que haya tenido la ocasión de ver hasta el momento. Claro que estas sensaciones son odio, frustración, desesperación y finalmente necesidad de masacrar a todo aquél que haya participado en esta cosa. Gracias, Lorenzo Munoz.

La “trama” de esta presunta cinta de terror se nos presenta al principio de la misma en un rótulo porque, siendo sinceros, a la película no se la entiende por más que le prestes atención. Resulta que un grupo de raperos sin talento alguno quieren triunfar dentro del panorama musical del momento, por lo que deciden que para costearse la grabación de su disco deben vender droga a los amables yoquis del barrio para acto seguido matarlos y quedarse con el dinero y el material.  Os aviso que toda, y digo TODA la película está rodada en la penumbra más absoluta donde en el mejor de los escenarios podemos intuir la silueta de nuestros héroes mientras realizan fechorías. Y no creáis que tenemos movimientos de cámara, no señor, Munoz Jr. parece poseído por el espíritu de Miliki en Quiero ser torero (1987) plantando la cámara frente a la acción y así se apañen los intérpretes.

En resumidas cuentas, infamia de las que te marcan, Hip Hop Locos entra en la categoría del cine creado para hacer sufrir al desdichado espectador que ose acercarse y que a la vez no se pueda apartar la mirada ante tal maña mierda. No os la recomendaría por nada en absoluto, pero si lo que buscáis es un reto, ¡adelante por favor!

Por Victor Panys

Productor, director y escritor.
CEO y productor en Panic in Frames, productora independiente especializada en terror, gore, thriller, suspense...
Fotógrafo de conciertos y de cine.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s